top of page

Aguas profundas

EZEQUIEL 47:1-4 NTV


El río de sanidad


1En mi visión, el hombre me llevó nuevamente a la entrada del templo. Allí vi una corriente de agua que fluía hacia el oriente por debajo de la puerta del templo y pasaba por la derecha de la parte sur del altar. 2El hombre me llevó hacia afuera del muro por la puerta norte y me condujo hasta la entrada oriental. Allí pude ver que el agua fluía por el lado sur de la entrada oriental. 3Me llevó a lo largo de la corriente de agua y, mientras avanzábamos, él iba midiendo; cuando llegamos a quinientos treinta metros, me llevó a través de la corriente. El agua me llegaba a los tobillos. 4Midió otros quinientos treinta metros y una vez más me llevó a través de la corriente. Esta vez el agua me llegaba hasta las rodillas. Después de otros quinientos treinta metros, el agua me alcanzaba a la cintura. 5Luego midió otros quinientos treinta metros y el río ya era demasiado profundo para cruzarlo caminando. Había buena profundidad para nadar, pero demasiada para atravesarlo a pie.


MI VISION


Dios te dará una Visión para este 2024. Y cuando Dios te da una visión, envía con ella la

provisión.


EN EL TEMPLO


Dios lo llevó al templo, y ahí tuvo la visión. Aquí es donde Dios te dará un visión nueva, una

visión fresca. Pero es EN EL TEMPLO, en Su casa. David decía: “es mejor este un día en tu casa que mil fuera de ella”.


EL AGUA FLUYE


Desde el templo el río fluye, hay movimiento, hay algo. Todo lo que Dios hace se mueve.

Necesitas moverte por que le río está fluyendo.


AVANZANDO Y MIDIENDO


Mientras avanzamos, Él va midiendo. Mi función es avanzar, la de Dios es medir. No me corresponde a mí medir esa es la labor de Dios, ya que solo Dios puede medir lo que Él hace.


Zacarías 2:1-2 NTV

“Cuando miré de nuevo, vi a un hombre con una cinta de medir en la mano. —¿Adónde vas?

—le pregunté. —Voy a medir Jerusalén —me contestó— para ver cuánto mide de ancho y de largo.”


- Si nosotros medimos, nos detenemos, por eso deja que Dios te mida y tu ¡AVANZA!

Nuestra medida determina nuestro nivel de crecimiento y avance.


LOS TOBILLOS - PRIMER AMOR


Donde comienzas a probar el agua, son nuestros primeros pasos con Dios donde

comenzamos a experimentar el amor del Señor; nuestro "primer amor”


LAS RODILLAS - ORACIÓN


Es donde avanzando en nuestra vida cristiana no solo nos conformamos con sentir Su amor

sino comenzamos a desarrollar una relación con Él, a buscarlo. Una vida de oración se vive de rodillas.


LA CINTURA - SANTIDAD


En este etapa o nivel, no solo me conformo con recibir Su perdón y experimentar Su amor,

aquí comienzo a consagrar mi ida para Él.


Es cuando dejo de pensar en mi vida y quiero comenzar a vivir Su vida.


Gálatas 2:20

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que

ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”


AGUAS PROFUNDAS - LLENURA


Dependencia, en este nivel es donde nuestro pies ya no tocan el fondo, ni nuestra cabeza esta fuera del agua para mirar. Es donde perdemos nuestra seguridad y comenzamos a depender de Dios, para esto necesito desarrollar mi Fe.


- Es Una invitación a nadar en el río de Dios, a sumergirte en las profundidades de Su Espíritu, una invitación a ser lleno del Espíritu Santo.


• No solo hasta los tobillos

• No solo hasta las rodillas

• No solo hasta la cintura


¡SUMÉRGETE!


Si se dan cuenta el río crece a medida que nos movemos. Pero mientras más profundo voy en el rio menos capacidad tengo de moverme.


Es porque Dios quiere guiarte este 2024 déjate guiar por el río de Dios.


EL RÍO DE DIOS


Ezequiel 47:12 NTV

A ambas orillas del río crecerá toda clase de árboles frutales. Sus hojas nunca se marchitarán ni caerán y sus ramas siempre tendrán fruto. Cada mes darán una nueva cosecha, pues se riegan con el agua del río que fluye del templo. Los frutos servirán para comer, y las hojas se usarán para sanar».


Por dónde pasa el río de Dios hay vida, provisión y sanidad.


- Sus hojas nunca se marchitaran

- Sus ramas siempre tendrán fruto

- Cada mes dará nueva cosecha

- Favor constante

- Provisión

- Sanidad


Salmos 1:3 NTV

“Son como árboles plantados a la orilla de un río, que siempre dan fruto en su tiempo.

Sus hojas nunca se marchitan, y prosperan en todo lo que hacen.”



535 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3 Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Unknown member
Mar 03

Maravillosa Predica .Dios les bendiga muchísimo 💕 💖

Like

Unknown member
Mar 03

Amén seguiré avanzando en el río de Dios 🙏🙏

Like

Unknown member
Mar 03

Amén y Amén

Like
bottom of page