top of page

Enviados

De nada serviría hacer planes, tener estrategias o incluso los recursos para cumplir un propósito si no tenemos al Espíritu Santo. Es Dios quien nos nos capacita, nos entrena y luego nos envía. En este plan esperamos poder guiarte a caminar en dependencia del Espíritu Santo cada día, que hagas de Él tu mejor amigo y llegues al destino de Gloria que el Padre pensó para tu vida.



Respuestas


En el capítulo 1 de Habacuc vemos cómo hizo las preguntas correctas, mantuvo su posición y la actitud correcta, y así recibió dirección de parte de Dios para llevar adelante una gran visión.


1. Preguntas correctas: ¿No eres tú desde la eternidad, oh Señor, Dios mío, Santo mío? No moriremos. Oh Señor, para juicio lo has puesto; tú, oh Roca, lo has establecido para corrección. Habacuc 1:12 (LBLA)


- Habacuc le preguntaba a Dios reconociendo quien era Él, por encima de la circunstancia en la que se encontrara, ya que sabia que solo Dios podía responder a su clamor.


2. Posición y actitud: Estaré en mi puesto de guardia, y sobre la fortaleza me pondré; velaré para ver lo que Él me dice Habacuc 2:1 (LBLA) -


Habacuc no dejó que la opresión externa afectara su posición delante de Dios por eso dijo “Estaré en mi puesto”. Además dijo que estaría de guardia y velaría, es decir su actitud era de fe, esperando en un estado de alerta por la respuesta que tuviera el Señor para Él.


3. Dirección de Dios: Entonces el Señor me respondió, y dijo: Escribe la visión y grábala en tablas, para que corra el que la lea. Porque es aún visión para el tiempo señalado; se apresura hacia el fin y no defraudará. Aunque tarde, espérala; porque ciertamente vendrá, no tardará. Habacuc 2:2-3 (LBLA) -


Dios direccionó a Habacuc y lo envió a escribir la visión, ya que esta tenia un tiempo especifico para cumplirse por mas que pareciera estar tardando.


El mismo Dios que envió a Habacuc es nuestro Dios, Él quiere responder a cada una de tus inquietudes, sólo esta esperando que hagas las preguntas correctas. Por esto queremos invitarte a seguir los siguientes pasos prácticos:


1. Escribe tu propósito en una frase.

2. Busca un versículo bíblico que respalde ese propósito.

3. Determina una visión (que harás) para alcanzar este propósito.

4. Escribe que acciones debes realizar que te alineen a la visión y logres cumplirlo.


 

Ser (Identidad)


Todos cumplimos un rol en distintas áreas, a estas áreas las llamaremos sistema, es a lo que pertenecemos, sea este un ministerio, iglesia, familia, trabajo, etc. Debemos identificar el propósito del rol que cumplimos en distintos sistemas. En cada uno de estos tendremos un propósito en común, donde a través de los roles que desarrolla cada miembro podremos cumplirlo. Pero para esto es clave que primero podamos estar sanos en nuestro ser.




Nuestra esencia es que somos una generación de hijos e hijas de Dios que portan y manifiestan la naturaleza del Padre.

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!» El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Y, si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues, si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria.” Romanos 8:14-17 (NVI)


Cuando hablamos del “ser” también nos referimos a nuestros valores y áreas de nuestro carácter; nuestra identidad: Quién soy, cómo soy, mis cualidades, mi temperamento, mi diseño, mis fortalezas y mis debilidades.


“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.” Juan 1:12-13 (RVR1960)


No podemos cumplir el propósito de Dios ni ver su Reino si no sabemos quienes somos y a dónde pertenecemos, una vez que recibimos a Jesús en nuestros corazones somos adoptados como hijos. Muchos basan su identidad en dones, talentos o incluso su servicio a Dios, pero estos son solo consecuencias de quienes somos. No fuimos llamados a seguir las señales, pero siempre que sigamos el corazón del Padre las señales nos seguirán. No somos lo que hacemos, somos quien Dios dijo que somos. Toda identidad clara y sana, terminara en ministerios, familias e iglesias sanas y Él cumplirá sus palabras en nosotros.


"Jehová cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos”. (Salmos 138:8)



 

Rol (Tarea)



Una vez que somos definidos por Dios podremos asumir responsabilidades y llevar adelante una tarea de manera sana. A esto lo llamaremos rol, y este puede ser formar o informal. El rol informal es el que hace la diferencia al momento de liderar, deja en evidencia el tipo de liderazgo que se ejerce.


• Rol formal: Qué se espera de mí (aptitud).

• Rol informal: Cómo haré lo que se espera (actitud).


ROL FORMAL: Se basa en el cargo que tenemos, es tener un titulo que implica responsabilidades y por ende debemos responder a este. Podemos tener un rol formal sin desarrollar un rol informal, pero siempre que cumplamos un rol informal Dios nos promoverá a tener un rol formal.


ROL INFORMAL: Deja en evidencia nuestro corazón, nuestras verdaderas motivaciones y prioridades de lo que hacemos. Es eso que hacemos más allá de lo que se demanda de nosotros, es la actitud con la que desarrollamos distintas actividades. El rol informal es nuestra respuesta a una carga de nuestro corazón mas que a un cargo. Es este rol informal en que nos da autoridad para ejercer y llevar adelante la visión. Quien es hijo siempre operará desde la verdad que es amado y aceptado por el Padre.


Sin importar el rol que cumplas hay dos cosas que no debes perder:


1. La humildad: Jesús nos llamó a ser como Él, mansos y humildes. Hoy con acciones practicas que podemos cultivar esta humildad; ya sea sirviendo a otros en pequeñas y grandes cosas. La humildad al igual que el orgullo es una condición del corazón que solo podremos trabajar forjando nuestro carácter, moviéndonos siempre bajo autoridad y honrando tanto a nuestros lideres como a quienes lideramos.


“No hagan nada por egoísmo o vanidad. Más bien, hagan todo con humildad, considerando a los demás como mejores que ustedes mismos.” Filipenses 2:3 (NBV)


2. Capacidad de disfrutar: El cansancio, la tristeza, el estrés, el temor, o lo que sea que sientas, debes entregárselo al Único que puede llevar nuestras cargas. La tristeza del alma encuentra alivio en Jesús, rodearnos de ambientes de adoración y atmósferas del Cielo son claves para recrear nuestro espíritu y no caer en el estrés. Y nutrirnos de la palabra nos hará permanecer firmes sin importar la circunstancia.


“Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar.” Mateo 11:28 (TLA)


Solo quienes se mantienen mirando a Jesús podrán disfrutar en medio de la tempestad.

 


Sistema (Lugar)



Dios no hace las cosas a medias y tampoco nos creo para ser independientes o aislarnos. Fuimos creados para vivir en comunidad, siendo familia e iglesia. Es por esto que alcanzar el propósito de Dios para nuestra vida no tiene que ver con fines egoístas, no es por un bien personal. Sino que se trata de desempeñar con efectividad el rol que desarrollamos en un sistema, a favor de otros. El sistema se refiere a nuestro contexto, puede ser tu colegio, universidad, tu casa, iglesia.


Estoy convencido de que Dios empezó una buena obra entre ustedes y la continuará hasta completarla el día en que Jesucristo regrese. (Filipenses 1:6)


Tenemos una gran tendencia a condicionar nuestro propósito a un lugar en específico, siendo cristianos podemos creer que nuestro propósito solo se cumple dentro de la iglesia. Pero la verdad es que fuimos llamados a cumplir nuestro propósito sin importar el lugar.


Si bien no todos tienen un llamado al templo a tiempo completo, todos hemos sido llamados a extender el Reino de Dios a tiempo completo. Ejemplo:


• Propósito: “Amar a Dios y servir a las personas”

• Visión: A través de la adoración conectar a las personas con el corazón de Dios.

• Estrategia: Tomar clases de canto, estudiar la biblia, hacer discípulos, leer libros sobre el tema, rodearme de amigos que me acerquen al propósito etc.


Roles: Dependiendo el rol que cumpla en cada lugar debo generar estrategias para alcanzar mi propósito.


- Casa (Hijo/a) Cumplo mi propósito incentivando a mi familia a tener devocionales en casa y dando un buen testimonio.


- Trabajo/ Estudios (trabajador/ alumno) Cumplo mi propósito influenciando a otros con mi estilo de vida, no escondo mis creencias y soy una persona determinada.


- Iglesia (líder/ servidor) Cumplo mi propósito ministrando la adoración, discipulando a otros músicos y sirviendo en el área que se necesite.



 

Dependencia



De nada sirve hacer cosas para Dios desconectados de Dios. Podemos tener todo perfectamente claro y planificado, pero necesitamos tener una vida de intimidad con el Espíritu Santo y clamar por Él para cumplir nuestro propósito (Salmos 37:5).


El temor de Dios y el deseo de hacer su voluntad son los que van a despertar en tu vida un deseo de ser efectivo y estar bien dirigido en tu asignación.

Adán si aliento de vida era solo barro. El cuerpo sin Espíritu es solo carne. Ser lleno del Espíritu es una experiencia, pero ser guiado por el Espíritu es un proceso, un estilo de vida. Esto es lo que debemos anhelar y crear hábitos que nos mantengan alineados a Su corazón. Vemos en Sansón alguien que comenzó alineado al corazón de Dios, y termino destruido al no notar que la presencia de Dios ya no estaba con el. Le dio rienda suelta a sus deseos siguiendo su propia voluntad y si bien vemos la gracia de Dios sobre su vida, vemos como se auto boicoteó.

También Saúl, una vez que el Espíritu Santo ya no estaba sobre el, se corrompió. Vemos como toda persona que es usada por Dios, sin ser procesada se corrompe.


Decide pagar el precio, mantente firme como Moisés:


Entonces le dijo Moisés: Si tu presencia no va con nosotros, no nos hagas partir de aquí. (Éxodo 33:5 LBLA)

77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page